En busca de la realidad

Escribes... Probablemente cuando estás solo, abatido. Expresas tus sentimientos con la tinta de un bolígrafo, con el carboncillo de la mina de un lápiz, con los datos que se crean en tu ordenador.

Normalmente escribes cuando algo te sucede, o a veces, cuando escuchas esas voces en tu cabeza que luchan por salir, que luchan por ser parte de ese mundo "que existe".

Dejando atrás tu mundo te ves inmerso en otro. Un mundo dónde tú lo decides todo, dónde no sientes dolor, lo expresas. No lloras, escribes y describes el llanto. No sueñas, porque todos tus sueños pueden plasmarse en el papel, y para ti, ya no hay mucha diferencia entre lo que "es real" y lo que "no lo es".

Cierras los ojos y escribes, no importa lo que sea.

Abres los ojos y vuelves a "lo real" y no te agrada lo que ves. Desprecias el mundo que todos adoran, un mundo que se crea sobre mentiras y sangre, sobre olvido e ignorancia.

Cierras los ojos y sonríes. Un mundo donde no hay mentiras, pues lo sabes todo. 

Esa es tu "realidad". 

Disfrútala....

No hay comentarios:

Publicar un comentario