Tu palabra

Ojos que me miráis con curiosidad,
¿queréis saber lo que pienso?
Labios que pronunciáis palabras de cordialidad,
¿queréis conocer mi sabor?
Manos que tembláis, nerviosas, sin rumbo,
¿a caso queréis mi cuerpo?
A penas conozco tu ser
y seguirán pasando días, meses, años
y seguiré sin saberlo todo.
Siempre será lo mismo. Deseo.
Oscuras las palabras que pienso y no pronuncio,
oscuros los impulsos que siento y no efectúo.
Oscuridad es la palabra para ti.

1 comentario:

  1. Como siempre, precioso poema. Tengo que decir que este me ha gustado especialmente :)

    ResponderEliminar