Desahogo tras unas copas o la verdad casi a la cara

No eres nada, 
tus palabras me resbalan como agua. 
Tus miradas dan arcadas. 
Tu recuerdo me embriaga de bilis la memoria.
Tu existencia ahora es banal. 
Me hiciste creer que eras alguien 
y no eres más que la sombra de una sombra.
Has cambiado, pero poco en realidad 
lo único que ha pasado es que has mostrado tu horrible personalidad. 
¿Qué yo no tengo dices? Más que tú
Tengo tantas personalidades dentro de mi 
que se merendarían a tu pésima existencia 
como si se tratara de una cesta llena de galletas.
Vas de indie y modernillo 
diciendo que reniegas de todo lo predefinido
pero lo cierto es que eres otra oveja más que pasta como todas.
Sí, probablemente sepas que te hablo a ti aunque no me leas,
y probablemente otros piense que por ellos van todas estas letras.
Pero hoy va solo por ti 
porque al menos el resto no es tan falso, 
hoy va por ti 
porque si fuera por todos no daría a basto.
La rima es fácil cuando lo sientes, 
es mucho más difícil rimar cuando mientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario